Locos de atar, las cuerdas que atan

Si bien hay miradas que atan más que las cuerdas, estas atan.

Atan pero unen. La cuerdas transmiten vibración, verbo, sentimientos. Entonces es cuando las cuerdas pasan, tramscurren paralelas a las miradas, o estas a las cuerdas, qué más dará.

No hay ser más libre que el que se libera dejándose atar por su atador -o atadora-, cediendo su voluntad voluntariamente. Fíjense que paradoja.

(Visited 61 times, 1 visits today)
Septiembre 2, 2016

Etiquetas: , ,

Deja un comentario