Arne Weychardt siempre soñó pasar su vida detrás de una cámara: una cámara Hasselblad.

«Gracias al nuevo respaldo CFV-50c con altas velocidades ISO puedo volver a utilizar mi Hasselblad del sistema V en el periodismo gráfico».

El fotógrafo residente en Hamburgo Arne Weychardt utiliza cámaras Hasselblad desde que empezó su vida profesional, pero lo que más aprecia son los clásicos modelos del sistema V. El lanzamiento del nuevo CFV-50c CMOS permite disparar a velocidades ISO que nunca habría podido imaginar…

Arne Weychardt siempre soñó pasar su vida detrás de una cámara: una cámara Hasselblad.

arne_1Desde el momento en que con 19 años dejó el instituto para iniciar su camino en la fotografía profesional, siempre ha tenido a su lado una cámara del sistema V: una fiel compañera que le ha recompensado durante los últimos 30 años con un servicio leal y una calidad que responde perfectamente a sus expectativas.

El lanzamiento del nuevo respaldo digital CFV con sensor CMOS le ha permitido mejorar su equipo dotándolo de la tecnología más avanzada, así que está disfrutando de la posibilidad de trabajar con velocidades ISO que hasta hace muy poco solo se podían logran con las DSLR de 35 mm. «Cuando me gradué a los 21 años trabajé como reportero gráfico en Berlín», comenta Arne, «y algunas personas dudaban de que la cámara Hasselblad fuera adecuada para ese tipo de trabajo». Sin embargo, siempre que había que optar entre varias fotografías, eran las mías las que elegían: me encantaba la posibilidad de reducir un poco la velocidad para tomar 12 encuadres y conseguir 12 imágenes maravillosas”.

En la actualidad Arne es uno de los retratistas más conocidos de Alemania y sus servicios son codiciados por las editoriales más prestigiosas. Aunque los trabajos que lleva actualmente entre las manos pueden tener un perfil más alto, nunca ha perdido de vista la sencilla y fiable funcionalidad de aquellas Hasselblad —ahora ‘vintage’— que le han acompañado a lo largo de su viaje y que ahora puede seguir utilizando gracias al desarrollo de respaldos digitales especialmente diseñados para ellas.

Desde el momento en que con 19 años dejó el instituto para iniciar su camino en la fotografía profesional, siempre ha tenido a su lado una cámara del sistema V: una fiel compañera que le ha recompensado durante los últimos 30 años con un servicio leal y una calidad que responde perfectamente a sus expectativas.

El lanzamiento del nuevo respaldo digital CFV con sensor CMOS le ha permitido mejorar su equipo dotándolo de la tecnología más avanzada, así que está disfrutando de la posibilidad de trabajar con velocidades ISO que hasta hace muy poco solo se podían logran con las DSLR de 35 mm. «Cuando me gradué a los 21 años trabajé como reportero gráfico en Berlín», comenta Arne, «y algunas personas dudaban de que la cámara Hasselblad fuera adecuada para ese tipo de trabajo». Sin embargo, siempre que había que optar entre varias fotografías, eran las mías las que elegían: me encantaba la posibilidad de reducir un poco la velocidad para tomar 12 encuadres y conseguir 12 imágenes maravillosas”.

En la actualidad Arne es uno de los retratistas más conocidos de Alemania y sus servicios son codiciados por las editoriales más prestigiosas. Aunque los trabajos que lleva actualmente entre las manos pueden tener un perfil más alto, nunca ha perdido de vista la sencilla y fiable funcionalidad de aquellas Hasselblad —ahora ‘vintage’— que le han acompañado a lo largo de su viaje y que ahora puede seguir utilizando gracias al desarrollo de respaldos digitales especialmente diseñados para ellas.

«El respaldo CFV-50c CMOS me ofrece un montón de nuevas posibilidades para fotografiar exteriores en distintas condiciones y circunstancias», comenta.

Su primer modelo CFV, que aún sigue usando, ofrece una resolución de 16 megapíxeles y produce archivos cuya calidad hace las delicias de sus clientes. Gracias a su experiencia en combinar la nueva tecnología con la clásica, Arne era un objetivo lógico cuando Hasselblad empezó a buscar a alguien que demostrara lo que se podía hacer con el último respaldo digital CFV-50c CMOS.

«Siempre me ha gustado trabajar con las cámaras del sistema V», afirma, «y las he utilizado en muchos de mis proyectos profesionales y personales durante muchos años. Me encanta el formato 6×6 cm y es muy fácil trabajar con él: puedo ajustar la apertura y la velocidad de obturación del objetivo, por ejemplo, y no tengo que bucear a través de un menú para hacer las cosas. Entre las personas que he retratado —sobre todo para mi larga serie de fotografías ‘Golden Camera’— hay celebridades de todo el mundo. Y a ellos también les encanta verme utilizar cámaras ‘vintage’. Si me vieran con una cámara de 35 mm no estarían tan dispuestos a concederme su tiempo, pero cuando ven que estoy utilizando una Hasselblad clásica se muestran encantados de colaborar.

Retraté a Clint Eastwood con mi Hasselblad y después volví a fotografiarlo mientras lo entrevistaban, pero esta vez con una cámara DSLR de 35 mm, porque estaba trabajando en modo reportaje». Él interrumpió la entrevista y me dijo sonriendo: «¿Pero no tenías antes una cámara de verdad? ¿Dónde la has dejado?»

Siempre al día

arne_2Aunque podría retratar con toda normalidad a los personajes famosos de Hollywood, las personas que Arne eligió para probar el último respaldo digital de Hasselblad vivían en un entorno totalmente diferente. Fue un conjunto de fotografías pensadas como continuación de su proyecto Langeneß, una pequeña isla de la costa de Schleswig-Holstein, en Alemania. No tiene más de 58 casas y 100 habitantes a los que Arne lleva fotografiando desde hace muchos años, cautivado por la sencillez de la vida que aún existe aquí. Esta fue su tercera visita.

La posibilidad de ampliar sus posibilidades de disparo emocionaron a Arne y le recordaron cómo eran las cosas cuando empezó a trabajar como reportero gráfico, hace ya tanto tiempo. «Para mí, esta nueva tecnología marca una diferencia enorme; me permite fotografiar con la luz disponible en Langeneß utilizando toda la gama de velocidades ISO del nuevo respaldo hasta ISO 6400. El resultado es fascinante. También me gusta la capacidad del respaldo de ofrecer imágenes limpias y sin ruido incluso con tiempos de exposición prolongados. Me ha abierto infinitas nuevas oportunidades de captar imágenes en condiciones difíciles y creo que ha aumentado enormemente la flexibilidad de mi trabajo».

No fue solo la capacidad del nuevo respaldo de ofrecer magníficos resultados en una amplia variedad de condiciones lo que impresionó a Arne. También le fascinó su aspecto, y quedó prendado de la idea de que combinara tan perfectamente con el aspecto clásico del sistema V.

«El diseño del nuevo respaldo CFV-50c CMOS es sencillamente asombroso», afirma entusiasmado. «Se adapta perfectamente al diseño del sistema V y mantiene toda la belleza y la personalidad de la cámara. También me encanta la nueva pantalla LCD de alta resolución: ahora tengo 48 años y mis ojos ya no me permiten comprobar cosas sobre el terreno con tanta claridad como antes. Sin embargo, la nueva pantalla es tan nítida y tan fácil de ver que he comprobado que podía editar las imágenes durante las sesiones fotográficas y evaluar mi trabajo allí mismo». «Su rendimiento es asombroso. El CFV-50c es una excelente combinación de lo antiguo y lo moderno: el aspecto tradicional y clásico del cuerpo del sistema V unido a la avanzada tecnología de captura de imágenes de Hasselblad es, para mí, la combinación perfecta».

cfv-image3El CFV-50c ofrece un avanzado sensor CMOS (igual que el de su hermano H5D-50c) para brindar a los fotógrafos un excelente rendimiento en todos los ajustes ISO.

Los usuarios habituales del sistema V —incluso aquellos que tienen cámaras de 1957— pueden acceder ahora a la tecnología de imágenes más avanzada del fabricante de cámaras de formato medio más importante del mundo y seguir conservando y venerando el diseño y el tacto clásicos del sistema V.

El CFV-50c cumple casi sesenta años de historia con el sistema V pero ahora ofrece a los usuarios acceso instantáneo a las revelaciones del entorno de imágenes progresivas de hoy.

Los fotógrafos pueden adoptar ahora de la riqueza y el ancho de banda de los últimos conocimientos fotográficos y emplearlos con facilidad para aprovechar al máximo el potencial de sus cámaras antiguas.  Resultados impresionantes de un magnífico respaldo digital.

El genio de Hasselblad en sus manos.

The check list:
CMOS sensor with the same performance level as the H5D-50c (Perfect colours in any light)
Long exposures with clean, noise-free images.
Classic design (similar to the old film magazine)
Simple operation with no need for external cables (The CFV-50c is the only digital back to offer this for V cameras)
Allows for use of PM90 and PME90 ninety degree viewfinders.
Live Video in Phocus in colour.
New larger LCD screen with higher resolution
Remote focus control option from Phocus
Classic Hasselblad square crop option.
Modernised user interface.

Lista de comprobación:

  • Sensor CMOS con el mismo nivel de rendimiento que el H5D-50c (colores perfectos con cualquier luz).
  • Exposiciones prolongadas con imágenes nítidas y sin ruido.
  • Diseño clásico (similar al del antiguo chasis para película).
  • Sencillo manejo sin necesidad de cables externos (El CFV es el único respaldo digital que ofrece esto para cámaras V).
  • Permite utilizar visores de 90 grados PM90 y PME90.
  • Función vídeo en directo en Phocus, en color.
  • Nueva pantalla LCD más grande y con mayor resolución.
  • Opción de control a distancia mediante Phocus, si se utiliza un modelo del tipo 500EL o 503CW con motor de arrastre.
  • Opción de cuadrado con recorte de la Classic Hasselblad.
  • Moderna interfaz de usuario.


(Visited 95 times, 1 visits today)
Agosto 14, 2014

Etiquetas:

Deja un comentario