El ojo crítico

Blog de fotografía personal

HDR ¿Hay fotografía después del HDR?

Antes que nada, una cosa, todas las fotografías que veáis en flirck o en picassa o en cualquiera otra web con contenido fotográfico son espectaculares, estupendas. Absolutamente maravillosas; Y cualquiera las puede hacer igual o muy parecidas, con lo que… ¿Qué mérito tiene ponerse a hacer fotogramas con el programa de marras durante todo el día, como churros?

Cuando descubrí esta técnica he de reconocer que me dejó fascinado. No tanto por el resultado del proceso –el color, el detalle en las sombras, el contraste realista…- como por las posibilidades que me brindaban para comunicar. Había descubierto una nueva forma de expresión fotográfica.

Me tiene que dar igual que se divulgue y se popularice la técnica HDR y que cualquiera pueda hacerlas con su cámara digital y con su fotochop bajado del taringa, como me tiene que dar igual que se popularicen los bolígrafos y las libretas donde escribir, ya que cada cual (supongo) utilizará estos medios para expresar cosas distintas a las de los demás. Y lo hará en función de los conocimientos y experiencias previas que posea.

En mi caso, me abría un amplísimo abanico de posibilidades, como se suele decir, a la hora de fotografiar “atmósferas”, que es lo que a mi me gusta fotografiar. Considerando la técnica HDR como un medio y no como un fin en si mismo.

No sé si consigo al final expresar esos ambientes y esos sentimientos, a veces espesos, otras luminosos, abiertos, frescos; O sórdidos, aburridos… No me gusta fotografiar escenas porque sí. No quiero retratar gente porque me lo digan, o me lo impongan – y si lo hago la descontextualizo-, o porque necesite vender una maldita fotografía peleando con “la cosa”. Lo siento, soy así. Me gusta fotografiar lo que veo, es decir, dejar escrito con luz lo mismo que yo he visto. ¡Pero ojo! Lo que yo he visto no es lo mismo que hayas visto tu o haya visto el otro. Es más personal, lo he procesado yo, con mis córneas, mi sangre y mis nervios primero, y con la técnica después. Si quisiese volverlo a fotografiar no saldría lo mismo, de la misma manera que nadie puede bañarse dos veces en el mismo río. Y aunque yo no creo nada (del verbo “crear”), lo condiciono, modulo, administro y matizo, si soy capaz de ello, algo que se produce con independencia de mi voluntad.

La técnica HDR me ha descubierto una forma maravillosa de procesar determinadas imágenes que de otra manera no sacarían todo lo que tienen dentro, y que yo he visto a la hora de hacer la fotografía. La pregunta, que no por necia dejo de hacérmela, es si hay fotografía después del HDR. La técnica no la explicaré, porque para eso hay muchos tutoriales en texto y videos explicativos. Decirles, eso si, que Photoshop solamente lo uso para un retoque final del un TIFF creado con Photomatix Pro 3.1, el resultado de una imagen HDR en PhotoShop, a mi entender, es pésimo.

Otra cosa que os puedo decir es que para realizar una imagen HDR y que os salga mínimamente bien deberéis partir de un archivo RAW original de cámara –yo tiro con una Nikon D50– a la menor apertura de diafragma posible, y con trípode si es necesario (es aconsejable).

próximo puesto

Atrás puesto

© 2017 El ojo crítico

Tema de Anders Norén